jueves, 16 de julio de 2009

Me has ayudado a conocer el paseo más largo de mi vida. Cogido de mi mano, has agarrado cada momento, cada brisa y cada gota que pasaban a mi alrededor. Cogida de tu mano, he compartido, he reido tus mayores alegrías y llorado tus recuerdos más profundos.

He disfrutado y he probado nuevos sabores que desconocía. Gracias a tí. Gracias a mí.

Pero por tu culpa, he llorado, he sufrido. Por mi culpa, tú has sangrado de tanto morderte la lengua, has derramado brotes de paciencia por mí, esperando un perdón, una disculpa o un simple 'Te Quiero'.

Vete... No quiero verte, y tu no debes verme.

Vete... Vete!! No quiero verte, y se que tu no puedes y no debes verme.

Vete... Vete!!!!

Tengo miedo a perderme, he olvidado a caminar sola, porque por más que deseo correr mis pies no me responden, no me dejan alejarme de ti. Te veo ahí, parado, mirándome como si aun sintieras algo por mi...

Vete.. Vete!!! No me mires!!! Porque si no, yo no voy a dejar de mirarte. Es como un imán, una droga y quiero dejarte. Dejarte ahora, sin sufrir, sin tener miedo.




Pero aun no te vayas, que te necesito...

2 comentarios:

AxeL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AxeL dijo...

En serio... hay muy pocas cosas escritas que me hagan sentir lo que he sentido leyendo esto...

Eres muy buena Thais, y como ya te dije antes... no dejes de escribir, que yo nunca dejare de leerte...


Hasta siempre...